Conoce el melón Galia

Su alto contenido en caroteno resulta muy útil para la cicatrización. Ayuda a controlar el colesterol y la hipertensión. Su alto contenido en vitamina E nos ayuda a cuidar el corazón. Al igual que la sandía, el melón contiene una altísima cantidad de agua, ayudándonos así a eliminar toxinas del organismo.

Consejo de conservación

El melón se puede refrigerar después de haber alcanzado su punto de maduración ideal. Al cortar una porción hacerlo con cáscara y comenzando por uno de los extremos, el más maduro, y el restante guardarlo también sin pelar para que no se contamine y bocabajo sobre un plato hondo o recipiente (para que su jugo no lo pudra o dañe).

*Su duración también depende de la frescura en el momento de su compra. 

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Melón Galia (Unidad)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *